La adolescencia y los cambios físicos

LA ADOLESCENCIA Y LOS CAMBIOS FÍSICOS.









Foto tomada de:
http://web.usal.es/~angelpoveda/web/nutricionadolescencia/cambios_en_la_pubertad.jpg

Describir la adolescencia


La adolescencia según el mundo occidental es la serie de cambios que ocurren entre la pubertad y la adultez (Hannibal J., 2012)Este concepto puede ser controversial debido a varios factores



controversia.PNG


Discutir la relación entre el cambio físico y el desarrollo de la identidad personal en la adolescencia

Los cambios físicos en los adolescentes son controlados por el sistema endocrino operado a través del hipotálamo
Hasta la pubertad los niños y las niñas producen la misma cantidad de "hormonas masculinas" (ej.: testosterona) y "hormonas femeninas" (ej.: estrógeno). Cuando inician la pubertad, la glándula pituitaria causa un incremento en la secreción de hormonas sexuales. Los niños empiezan a producir más testosterona y las niñas más estrógeno.

Algo muy importante a considerar durante los cambios físicos es que el adolescente tiene que familiarizarse en cuanto a su nueva imagen corporal debido a que durante su crecimiento se caracteriza por dos aspectos:
  • Una distribución de grasa corporal y tejido muscular
  • El cuerpo se vuelve más alto y pesado

cambios.PNG


Relación entre los cambios físicos y desarrollo de la identidadTomado de: Adolescencia y Salud ( Krauskopof D., 1999)http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-41851999000200004
Entre los 10 y los 14 años la preocupación psicológica gira básicamente alrededor de lo físico y lo emocional. Se produce una reestructuración de la imagen corporal, se vive un ajuste a los cambios corporales emergentes, el ánimo es fluctuante; hay una fuerte autoconciencia de las necesidades y deseos de comprensión y apoyo por parte de los mayores. Aún cuando las figuras parentales dejan de ser la fuente casi exclusiva de fomento de la autoestima, se hace imprescindible tener la posibilidad de compartir los problemas con los padres; las amistades también se tornan cruciales. Los grupos tienden a ser del mismo sexo, facilitando el fortalecimiento de identidades y roles antes de entrar a la interacción heterosexual.external image 170.jpg


La pérdida del cuerpo infantil implica la necesidad de dejar atrás las modalidades de ajuste de la niñez, abandonar identificaciones infantiles y encontrar nuevas orientaciones de conducta. Existen duelos por la pérdida del cuerpo y el status infantil así como de la imagen de los padres seguros y protectores de la niñez (Aberastury, 1971). En la familia afloran ansiedades ante el anuncio de cambios diferenciadores cuyo desenlace se ignora. Las fortalezas y debilidades del sistema familiar contribuyen a la interpretación de los hechos y a la perspectiva que orienta las reacciones y actitudes ante el renacer puberal.


Tradicionalmente el comienzo de la pubertad marca la aparición del discurso en que los mayores enfatizan los riesgos y las perspectivas morales. la autonomía en la toma de decisiones no es fomentada. Culturalmente, la emergencia de indicios de desarrollo sexual tiende a ser enfrentada por los adultos de modo opuesto para cada sexo: control y vigilancia para las muchachas, estímulo y libertad para los varones.


En las adolescentes la menarquia es un indicio de gran importancia y el acontecimiento es reinterpretado de acuerdo a las valoraciones atribuidas al destino de la mujer. Las reacciones pueden ir desde la indiferencia parental al festejo o anuncios del drama de la sexualidad y la procreación, las responsabilidades de la adultez. Las diferentes posiciones tendrán impacto en la disposición conque la púber enfrenta la perspectiva de crecer.


Para los varones, las poluciones nocturnas son casi un secreto que puede vivirse con preocupación o perplejidad; la discreción es la respuesta que reciben con mayor frecuencia. La construcción de su masculinidad pasa por comprobaciones de virilidad exhibidas ante los pares para llegar a iniciarse en las pautas de la conquista heterosexual que las posiciones tradicionales de género demandan a su rol sexual. La ansiedad ante la falla y el fracaso en dicha afirmación puede instaurarse influyendo en la relación de género (Muñoz y Calderón, 1998)

El desarrollo de las características sexuales secundarias, el aumento de peso, de estatura son modificaciones externas socialmente impactantes, que llevan a la incertidumbre sobre las posibilidades de desempeñar un rol como hombre o mujer, lo que facilita la vulnerabilidad ante comentarios, prejuicios y estereotipos.




Bibliografía

Hannibal, Jette. "Discuss the Relationship between Physical Change and Development of Identity during Adolescence." Psychology for the IB Diploma. Oxford: Oxford UP, 2012. 81-82. Print.

Krauskopof, Dina. "El Desarrollo Psicológico En La Adolescencia: Las Transformaciones En Una época De Cambios." SciELO. Caja Costarricense De Seguro Social. Programa Atención Integral De La Adolescencia, n.d. Web. 17 May 2013.